La compra de obras de arte de particular a particular ¿paga impuestos?

Por Beatriz Niño

Tal y como os avancé en mi último post titulado Preguntas y respuestas sobre el Arte, voy a dedicar mis tres siguientes entradas del blog a contestar a las cuestiones que os proponía al final del mismo (si las acertastéis ¡Felicidades!).

Vamos, allá.

La compra de obras de arte de particular a particular ¿paga impuestos?. Lo más seguro es que la mayoría contestarais que si porque, claro, impuestos pagamos por casi todo. Ahora, también es bastante seguro que no supierais ni qué tipo de impuesto se paga ni qué consecuencias puede tener la compraventa de una obra de arte (consecuencias fiscales, me refiero).

Partimos de la base de que no estamos hablando de galeristas ni de marchantes que venden obras de arte, sino del Sr. José que decide desprenderse de aquel bodegón pintado por J. Van der Hamen y León que ha visto toda su vida presidiendo la mesa del comedor o de la Sra. María que en el reparto de la herencia de su padre le ha tocado un retrato pintado por Ramón Casas que no encaja con su personal gusto estético (a mi particularmente me encanta Casas pero contra gustos…).  Es decir hablamos de particulares, coleccionistas o no, que deciden vender obras de su propiedad a otros particulares.

También partimos de la base de que explico, como no podría ser de otra manera, lo que legalmente es correcto, se cumpla o no habitualmente en la práctica.

Pues bien, explicadas las dos premisas anteriores, hay que decir que este tipo de ventas de obras de arte de particular a particular pagan por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. El importe a pagar será del 4% sobre el precio de venta que deberá liquidar la parte compradora (o sea que si el Van der Hammer lo vendo en 600.000 euros, el comprador debería pagar 24.000 euros de impuestos).

El vendedor no pagará este impuesto. Sin embargo, tendrá que declarar la ganancia patrimonial que la venta le suponga (es decir, por la diferencia de valor entre el precio de adquisición y el precio de venta) en su declaración de la renta. Y aquí mucho, mucho pero que mucho ojo con los incrementos no justificados de patrimonio!!! (sobre este tema seguro que hablaremos en un post por la gran importancia que tiene).

En la imagen la obra de J. Van der Hamen y León “Bodegón con dulces y recipientes de cristal” (1622) que se puede contemplar en el Museo del Prado.

Acerca de BNA

Beatriz Niño. Abogada especialista en el Mercado del Arte. Socia fundadora y co-directora de NIAL Art Law (www.nial-artlaw.com). Asesora a coleccionistas de arte, inversores, galeristas, museos, marchantes, casas de subastes, anticuarios, artistas, fundaciones, asociaciones y entidades relacionadas con el arte. Como abogada experta en este sector, está profundamente involucrada en asuntos relacionados con el arte. Sus servicios legales incluyen consultoría y proyectos, asesoramiento jurídico, litigios y formación. Miembro del IAC y de PAIAM. Abogada de la Asociación de Coleccionistas Privados 9915 y del Gremi de Galeries d'Art de Catalunya.

Deja un comentario