Amnistía fiscal y obras de arte

Por Beatriz Niño

En esta época convulsa en la que nos toca vivir, continuamente nos asaltan con las tijeras del recorte o con cambios en las leyes tras cada Consejo de Ministros.

Ahora tenemos sobre la mesa un tema que, por su excepcionalidad, da mucho de qué hablar. Se trata del tema de la “Declaración tributaria especial”, lo que popularmente se conoce como “Amnistía Fiscal” y que se introduce dentro de las medidas tributarias y administrativas dirigidas a reducir ese déficit público que actualmente tenemos del todo descontrolado.

Gracias a esta medida va a ser posible sacar a la luz bienes o derechos no declarados por particulares o por empresas pagando un 10% del importe o del precio de adquisición sin tener que pagar sanciones, ni recargos administrativos, ni intereses de demora y sin temer una responsabilidad por delito fiscal -el umbral a partir del cual el fraude fiscal se convierte en delito es actualmente de 120.000 euros-.

Sin embargo, se trata de una amnistía parcial. Me explico. Es una amnistía que sólo afecta a determinados impuestos y no al conjunto de ellos. Así, sólo hay “luz verde” para el Impuesto sobre la Renta de la Personas Fïsicas, Impuesto sobre Sociedades e Impuesto sobre la Renta de No Residentes, pero sigue la “luz roja” para el IVA, el Impuesto sobre el Patrimonio y el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Además, hay que poder probar que los activos a aflorar ya te pertenecían antes del 1 de enero de 2011. Y ahí es donde, creo, radica la mayor complejidad para el tema de las obras de arte puesto que el propietario de las obras de arte va a tener que probar que era titular de estas piezas con anterioridad al 1 de enero de 2011 lo cual no siempre va a ser fácil.

Más parece que lo que se pretenda con esta amnistía sea la repatriación de capitales desde el exterior (que el dinero español en cuentas extranjeras vuelva hacia España), que la afloración de activos internos (dinero en efectivo, obras de arte, joyas, antigüedades…).

Sin embargo, lo que tenemos por el momento son sólo cinco párrafos cortos y muy generales por lo que aunque para algunos pueda sonar a música celestial nuestra recomendación es esperar a que Hacienda clarifique muchas dudas en el formulario de declaración que servirá para articular el plan de regularización y que todavía no se ha publicado y asesorarse adecuadamente al respecto antes de dar un paso que, en según que casos, en lugar de ser un paso adelante sea una zancadilla en toda regla.

Eso si, la fecha límite para la regularización es el 30 de noviembre del 2012 que es la fecha limite para la regularización.

Acerca de BNA

Beatriz Niño. Abogada especialista en el Mercado del Arte. Socia fundadora y co-directora de NIAL Art Law (www.nial-artlaw.com). Asesora a coleccionistas de arte, inversores, galeristas, museos, marchantes, casas de subastes, anticuarios, artistas, fundaciones, asociaciones y entidades relacionadas con el arte. Como abogada experta en este sector, está profundamente involucrada en asuntos relacionados con el arte. Sus servicios legales incluyen consultoría y proyectos, asesoramiento jurídico, litigios y formación. Miembro del IAC y de PAIAM. Abogada de la Asociación de Coleccionistas Privados 9915 y del Gremi de Galeries d'Art de Catalunya.

Deja un comentario