CONVENCIÓN UNESCO DE 1970: OBRAS ARTE ROBADAS O EXPORTADAS ILÍCITAMENTE

Por Isabel Niño

La Convención de la UNESCO de 1970 contiene las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, exportación y transferencia de propiedad ilícita de objetos de arte y bienes culturales. Así, constituye desde hace más de 40 años la base jurídica internacional de lucha contra el tráfico ilícito. Actualmente, la Convención ha sido ratificada por 122 Estados Miembros de la UNESCO, España lo hizo en 1986.

El pasado 20 y 21 de junio se celebró en la UNESCO la Segunda Reunión de los Estados Partes en la Convención, a la que asistimos como Observadoras. Como Presidente se nombró al Embajador de Méjico permanente en la UNESCO y se recogieron diferentes propuestas de estrategias para mejorar la aplicación de la Convención de 1970, a saber:

En primer lugar y como objetivo principal, se encuentra la de que todos los países adopten esta base jurídica y la completen, es decir, conseguir el aumento del número de ratificaciones de la Convención con el objetivo de armonizar las disposiciones jurídicas (al integrar la Convención en el derecho interno de cada país) e impedir, de esta forma, que los traficantes se valgan de las deficiencias de las legislaciones nacionales para blanquear los bienes objetos del tráfico, volviendo a colocar los que fueron robados o exportados ilícitamente en el circuito legal del mercado del arte.

Sigue siendo, por tanto, una necesidad armonizar las legislaciones nacionales y los mecanismos de cooperación internacional para brindar una protección más completa y amplia posible a los bienes culturales en circulación.

En segundo lugar, dado que en la Convención no se prevé explícitamente la creación de órganos encargados de realizar un seguimiento regular y completo de la aplicación de la Convención, así como, no se cuenta con un marco específico para debatir las dificultades que plantea la aplicación del tratado y sus propuestas de mejora, se plantea otro desafío cual es la de reforzar la aplicación y eficacia de la Convención (especialmente en América Latina, África y Europa sudoriental) mediante numerosos seminarios jurídicos, prácticos, informativos y de fortalecimiento de capacidades.

Apuntar, por último, tres pinceladas sobre la Convención de 1970:

  • Cubre la prevención del tráfico ilícito, la restitución de objetos robados y la cooperación para facilitar la restitución de objetos ilícitamente exportados.
  • A través de la Convención pueden solicitar la restitución de las obras de arte tanto los Estados parte por vía diplomática como los particulares por vía judicial
  • Según la Convención el Estado parte requiriente debe abonar una indemnización equitativa a la persona que adquirió de buena fe o que es poseedor legal del bien robado o exportado ilícitamente.

Acerca de INA

M.Isabel Niño. Abogada especialista en el Mercado del Arte. Socia fundadora y co-directora de NIAL Art Law (www.nial-artlaw.com). Asesora a coleccionistas de arte, inversores, galeristas, museos, marchantes, casas de subastes, anticuarios, artistas, fundaciones, asociaciones y entidades relacionadas con el arte. Como abogada experta en este sector, está profundamente involucrada en asuntos relacionados con el arte. Sus servicios legales incluyen consultoría y proyectos, asesoramiento jurídico, litigios y formación. Miembro del IAC y de PAIAM. Abogada de la Asociación de Coleccionistas Privados 9915 y del Gremi de Galeries d'Art de Catalunya.

Deja un comentario