Archivo de la etiqueta: Exportación ilegal

OBSERVADORAS EN LA UNESCO

Por Nial Art Law

Hace unos meses fuimos invitadas por la UNESCO de París como observadoras para participar hoy 19 de junio en la primera reunión relativa al funcionamiento práctico del Convenio UNIDROIT de 1995 y los siguientes días 20 y 21 de junio en la segunda reunión de los Estados Partes en la Convención de 1970.

Ambas Convenciones luchan contra el tráfico ilícito de objetos de arte y de bienes culturales. En concreto, la Convención de UNIDROIT de 1995 trata sobre los bienes culturales robados o ilícitamente exportados. Y la Convención de 1970, hace referencia a las medidas para prohibir e impedir la importación, exportación y la transferencia ilícita de la propiedad de bienes culturales.

Dichas reuniones están encaminadas a revisar la implementación práctica de las Convenciones y debatir, adoptar acuerdos y realizar recomendaciones para mejorar su efectividad.

Prometemos que el próximo post haremos resumen de todo ello. À bientôt!

EXPORTACIÓN ILEGAL, EMBARGO OBRAS Y DELITO DE CONTRABANDO

Por Isabel Niño

Un coleccionista holandés acuerda con una comunidad autonómica de España llevar a cabo una exposición en la misma. Las obras que integran la colección son de autores extranjeros de más de 100 años de antigüedad, con valor económico de 600.000 euros.

Una vez finalizada la exposición, el coleccionista deposita la colección durante 15 años en una caja de seguridad de España. Finalmente, la exporta a Amsterdam sin solicitar permiso de exportación.

Las autoridades judiciales españolas inician un procedimiento penal contra el coleccionista por delito de contrabando y pretenden el embargo de las piezas por considerar que pertenecen al Patrimonio Histórico Español.

Por su parte, el coleccionista se defiende alegando que las obras no pueden ser embargadas puesto que no pertenecen al Patrimonio Histórico Español por cuanto todas ellas son de autores extranjeros no españoles que no están incluidas en ningún catálogo oficial español o de declaración como bienes de interés cultural.

¿Tiene derecho el Estado Español a embargar dichas obras? ¿Comete el coleccionista delito de contrabando?

No hay duda que las obras de la colección al ser bienes muebles de interés artístico, con más de 100 años de antigüedad y más de 10 años de permanencia en España requerían para su exportación la autorización expresa de la Administración.

Y al ser exportadas ilegalmente pasan a integrar el Patrimonio Histórico Español. Sin importar si las obras o sus autores son de origen español o no, así como, sin que la falta de inclusión de la colección en catálogos oficiales españolas o de declaración como bienes de interés cultural desvirtúe ni un ápice la anterior afirmación.

Así pues, al pertenecer las obras al Patrimonio Histórico Español el Estado Español, como nuevo propietario, tiene todo el derecho de embargar la colección. Sin olvidar, por otra parte, que el coleccionista, efectivamente, al haber exportado dicha colección sin haber solicitado el oportuno permiso de exportación comete un delito de contrabando.

RECUPERAR UN CUADRO EXPORTADO ILEGALMENTE

Por Isabel Niño

Los hermanos Hugo, Luis y Nacho heredaron un cuadro declarado Patrimonio Histórico Español. Dicho cuadro fue exportado y vendido en Suiza ilegalmente por Nacho sin el consentimiento ni conocimiento de los otros dos hermanos. El Ministerio de Cultura recuperó la obra y la adscribió al Museo del Prado.

Hugo y Luis, atónitos por la mala jugada de Nacho y al ver que perdían la propiedad del cuadro a favor del haber estatal (véase post “Exportación Ilegal“), se fueron directos a un experto que les explicó que podrían recuperar la obra siempre y cuando acreditasen la sustracción del cuadro por parte de Nacho, pagaran los gastos por la recuperación del mismo y el precio que hubiera satisfecho el Estado al comprador suizo de buena fe.

Obviamente, Hugo y Luis podrán, posteriormente, reclamar a Nacho el importe que hubieran pagado al Estado en concepto de precio de la obra y gastos de recuperación. Así como, dependiendo del valor de la obra, denunciarlo por haber cometido un delito de contrabando.

Pero, y aquí viene la parte agria del asunto…, sin olvidar que cuando Hugo y Luis recuperen del Estado la propiedad de la obra también la recuperará Nacho porque se trata de un condominio (la propiedad de la obra es de los tres hermanos) y lo que haga uno de los comuneros siempre beneficia o perjudica al resto.

Moraleja: Parientes y trastos viejos, pocos y lejos.

EXPORTACIÓN ILEGAL

Por Isabel Niño

“Estoy en shock” declaró hace un par de días Philippe de Montebello, director del Museo Metropolitan, al saber de la actual investigación contra Michael Padgett, responsable de antigüedades del Museo de Arte de la Universidad de Princeton, quien está siendo investigado en Roma por “exportar ilegalmente y blanquear” objetos arqueológicos italianos.

Al parecer, este experto en antigüedades no trabajaba solo, sino en compañía de Edoardo Almagiá, un ex alumno de la Universidad de Princeton que ejerció durante años como marchante de arte en Nueva York. La investigación se centra en al menos 24 piezas que Almagiá habría conseguido de forma ilegal en Italia y que después le habría “vendido, prestado, o donado” al Museo de Arte de la Universidad de Princeton, con el beneplácito de Padgett, quien supuestamente conocía la procedencia ilegal de las obras.

Pues bien, si las piezas exportadas ilícitamente en vez de haber estado ubicadas en Italia lo hubieran estado en España, dos serían las consecuencias de esa exportación ilegal: La primera, la adquisición automática por el Estado de la propiedad de los bienes así exportados, que supone la consiguiente pérdida de la propiedad por el exportador ilegal o por el propietario de dichos bienes y, la segunda, la declaración de estos bienes como inalienables e imprescriptibles.

Las imprescriptibilidad y la inalienabilidad tienen, respectivamente, como finalidad evitar que los bienes puedan adquirirse por prescripción adquisitiva o usucapión (que es el modo de adquirir un bien mediante la posesión continuada durante el tiempo que marca la ley) por quien los posea en el país al que han sido exportados y que los bines no puedan adquirirse válidamente en el extranjero.

Pero ¿y qué pasa si yo extranjero francés desconozco que esas piezas han estado exportadas ilegalmente desde España y las compro de buena fe?. En este caso, se aplicará el régimen general previsto en la Ley de Patrimonio Histórico que prevé el reembolso al adquiriente de buena fe del precio que éste hubiera pagado por el bien.

En fin, en definitiva y lo que parece claro es que buena fe lo que se dice buena fe en el caso de Padgett y Almagiá brillará por su ausencia y muy probablemente acabarán por una buena temporada en una cárcel italiana.